Libertad financiera, un caso de la vida real

un-caso-real-en-el-camino-a-la-libertad-financiera

louvre-paris-sr-hdlr

The Winter is coming…

Esta semana decidí escribir un caso de la vida real en el camino a la libertad financiera. Les escribo desde otro aeropuerto, así como en otras ocasiones. Hoy ando en Paris y no es por “chicanear” o presumir, digo esto porque estos momentos o “tiempos muertos” me dejan derrochar palabras sobre este papel… (Microsoft Word jeje).

Y es que pasaron ya dos semanas en el camino a la libertad financiera y nosotros sin haber escrito nada en nuestro blog de Familia HdLR. Ya casi es diciembre y se siente en el ambiente. No precisamente por el ambiente cálido la música de villancicos o las luces de navidad. Se siente, literalmente, como dicen en “The game of Thrones”… The Winter is coming….

Mi día empezó temprano… muy temprano, a la 1 am se despertó Mini HdLR que no estaba muy bien y a las 2:30am la Sra. HdLR ya estaba lavando las sabanas que mini vomi..t..o jeje. Luego, ya nos íbamos a quedar dormidos cuando sonó mi alarma a las 3am para iniciar a arreglarme para irme de viaje de trabajo (a Paris jeje)

Pero bueno, eso no es lo que quiero contarles, este tipo de viajes me hace pensar mucho (y eso que ando zombie) estaba leyendo un post de Facebook de un amigo (digamos que se llama Angel) que me dejo pensando mucho, les cuento la historia:

Una historia real

Angel es una persona de bien, trabajador y todo. Tiene una carrera en diseño gráfico a la que le dedico mucho esfuerzo y dedicación, le gusta mucho. Yo diría que él es más artista que diseñador gráfico, pero bueno eso no es importante. Además del esfuerzo, el tiempo y la dedicación, también le invirtió dinero, pues pagar la colegiatura, los materiales para los trabajos, transporte para ir a la universidad y todo lo que conlleva estudiar la carrera no es gratis. Digo… nada de especial hasta aquí, ¿cierto? Todos hemos hecho eso, estudiar, dedicarnos, pagar la escuela etc.

Pues Angel terminó la carrera y como la mayor parte de nosotros, se puso a buscar trabajo, después de todo “ya tenía una carrera” buscó y buscó, encontró un trabajo, inició, mal pagado decía él, “lo explotaban” comentaba, trabajaba 12 horas al día y no le quedaba tiempo para nada más, lo poco que ganaba se iba en transporte, comidas fuera de casa y gastos en aseo personal. Porque claro, aún vivía en casa de sus padres.

Angel decidió dejar ese trabajo por todas esas razones y se volvió “desempleado”. Así que obvio, se puso a buscar otro trabajo. Después de varios meses de búsqueda encontró otra posición y después de algunas semanas la historia se repitió, explotación, muchas horas de trabajo, mal pagado etc así que de nuevo renuncio.

El cambio de vida

postres-truckDespués de combatir mucho con él mismo sobre el futuro que le esperaba y el presente que estaba viviendo se dio cuenta que tenía un buen “angel” con las personas. Es bueno al hablar con la gente y caerle bien a la gente. Tiene, como decimos, “don de gente” así que pensando y pensando dijo.. mm.. voy a dedicarme a cocinar y vender postres. Cuando yo supe eso le pregunté sus números (cuanto te cuesta, en cuanto los vendes, cuanto te ganas etc…) y dije.. mhhh ¡Excelente! Eso suena como un buen negocio, perfecto.

Él se decidió y pese a que al inicio le importaba “el qué dirán” (después de todo él “tiene una carrera”, ¿qué hace vendiendo postres? ¿cierto? Eso piensan muchos y eso pensaba él al inicio, pero venció ese estigma y comenzó.

En el primer mes de ventas ganó 3 veces lo que ganaba como diseñador, conoció cientos de personas, vio la realidad de las calles y de la gente. Descubrió una parte de él mismo que hasta ese momento desconocía. En pocas palabras él se re-inventó, él creció y cambió su forma de ver el mundo. Las personas no son lo que estudian o lo que imaginaron que serían. El poder de las personas está en re-inventarse y olvidarse de lo que digan los demás a fin de cuentas el que está viviendo, creciendo y yendo hacia adelante es él mismo.

Las personas ancianas (y no me refiero a la edad, si no a la mentalidad) piensan que las personas tienen que hacer la misma cosa durante toda la vida. Que si eres diseñador tiene que ser para toda la vida. Es como el pensamiento donde los hijos hacían lo que hacía el padre, así que si el papá era carpintero “pailas” como dicen los colombianos… te toca ser carpintero y lo serás desde el nacimiento hasta la muerte.

Estoy muy orgulloso de Angel, ahora él está ahorrando, tiene un objetivo de lograr hacer crecer su negocio, hacer más dinero y alcanzar la libertad financiera. La libertad financiera le dará el tiempo y el dinero para dedicarse a su otra pasión, “el arte”.

El post de Facebook

Pero bueno… ¿qué decía el post de Angel? El post contaba lo que le pasó un día mientras estaba vendiendo sus postres. Una vieja amiga de él lo encontró y lo miró con asombro y le dijo… “pero, ¿qué haces vendiendo postres?” tú que estudiaste una carrera… Angel se rio y le dijo: “Estoy viviendo como nunca. Trabajo 6 horas al día, gano 3 veces más de lo que ganaba antes, tengo la libertad de estar en la calle y conocer gente e historias cada día en vez de estar encerrado en un cubículo 12 horas frente a un computador.Y me preguntas ¿qué estoy haciendo?… pregúntate tú… ¿qué estás haciendo?”

¡Cuando leí eso me dije, wow! Angel ha crecido como persona, se ha dado cuenta que lo importante que es vivir, vivir libre y al mismo tiempo trabajar por su libertad.

Pero también me hizo pensar en otra cosa, Angel pasó muchos años estudiando para su carrera, invirtió tiempo, dinero y esfuerzo porque ese era el camino que le habían enseñado. Estudia tu carrera y encontrarás un trabajo que te dará de comer, hacer familia, jubilarte, tener nietos y morir. Ese “era” (aunque en realidad yo diría que “es”) la forma en la que fuimos educados, porque nuestros padres fueron educados así, pero eso ha cambiado.

Me hizo pensar que si Angel hubiera iniciado su negocio de postres 10 años atrás, hubiera invertido en su negocio el miso tiempo y dinero que invirtió en pagar una universidad. Hoy Angel sería libre financieramente y podría dedicarse al arte.

Tú y las futuras generaciones

kid-thinkingEstos pensamientos atraviesan mi cabeza porque ahora nos toca a nosotros. Mini HdLR pronto iniciará la escuela y la Sra. HdLR y yo tenemos que decidir qué camino queremos que siga nuestro pequeño mini. Como la Sra. HdlR nos contó, hay otros modelos educativos que no siguen los estándares sociales pero que crean buenos seres humanos y los preparan para este nuevo mundo, que por cierto está cambiando a pasos agigantados.

Se dice que las carreras del futuro (en lo que trabajarán nuestros hijos) aún no se han inventado. Así que conviene preguntarse si vale la pena hacerles cursar el mismo recorrido de 20 años de escuela para después descubrir que fueron 20 años invertidos ¿en la dirección equivocada?

Sé que muchos de ustedes aún no tienen hijos (otros sí) pero entonces piénsalo para ti mismo, el camino que estás siguiendo o que te dijeron que siguieras ¿es el que realmente te llevará a la libertad? ¿Es el momento de re-inventarte y despertar otras pasiones en ti mismo?

Ahí les dejo este razonamiento que analizado en detalle te llevará a un cambio de actitud y percepción del mundo y sobre todo de las personas en este mundo. 🙂

Cheers!

Y tú, has pensado en re-inventarte?

Recibe nuevos artículos via email!

Sígue de cerca nuestro camino a la libertad financiera en el 2019

No recibiras SPAM nunca! si no quieres recibir más los artículos puedes desinscribirte en cualquier momento