La regla del 4% ¿Cuánto necesito para alcanzar la libertad financiera?


[Y bien… aquí me tienen escribiendo “la regla del 4%”, ya son las 6 de la mañana y voy regresando de correr. Mini HdLR nos tenía despiertos desde las 3am porque tiene tos, pero bueno, finalmente se durmió.]

Entremos en el tema. Una de las preguntas más importantes que hay que responder para lograr la libertad financiera es ¿Cuánto necesito realmente para alcanzar la libertad financiera?. La respuesta rápida: 25 veces lo que gastas anualmente.

Sí. Si logras acumular 25 veces tu gasto anual y ese ahorro está trabajando para ti en inversiones, podrías aplicar la regla del 4% y vivir por muchos años solo de lo que generan tus inversiones.

Esta es una regla muy vieja que venía usada para calcular las pensiones. Pensiones de gente que se jubilaría a los 60 o 65 osea que pasaría solo 15 años jubilados antes de morir (asumiendo que mueren a los 80 jaja) Pero.. para todos nosotros que estamos persiguiendo la libertad financiera y que pensamos pasar más de 40 años financieramente independientes ¿la regla aplica?

A final de cuentas no sabemos si la inflación nos comerá el dinero, no sabemos si un kilo de frijoles costará $10 o $100 dentro de unos años. La regla del 4% prevé un ajuste en la inflación. Esta regla asume que tu portafolio (el dinero que está trabajando para ti) genera un rendimiento anual del, digamos, 8% anual, del cual 4% es inflación y 4% es lo que retiras para vivir.

La regla del 4% es una regla que prevé el retiro del 4% anual de tu cuenta de retiro. Esto permite que tú vivas con el 4% mientras que tu cuenta se queda con un buen nivel para seguir generando más dinero.

Este 4% que retiras es previsto que sea lo que la cuenta ha generado en intereses y pagos de dividendos.

Claro que todo esto puede parecer muy idealizado, de hecho, si piensas en las varias décadas de tiempo que pasaremos financieramente independientes muchas cosas pueden pasar. Recesiones, crisis, devaluaciones inflación alta altos intereses etc.

Por ejemplo, si te hubieras retirado en 1921 con un portafolio de acciones y viviendo con la regla del 4% habrías visto crecer tu capital enormemente, tanto que la gran crisis de 1929 no te hubiera afectado en nada (y eso que fue la famosa gran depresión) ni te hubieras enterado mientras estabas en tu rancho jugando con tus hijos o surfeando por ahí disfrutando la vida.

Por otro lado, si te hubieras retirado a inicios del 2000 con un portafolio de acciones hubieras visto como tu portafolio disminuía bastante de valor y como hoy, 16 años después estarías viendo tal vez la recuperación. Pongo estos dos ejemplos para hacerte ver como es importante el andamiento del mercado – claro, tu portafolio está construido con acciones- Idealmente tendrías que retirarte justo después de una recesión cuando las acciones están baratas y se espera de nuevo una gran subida del mercado. Pero claro, esto no se puede predecir, no tenemos la esfera mágica que nos diga lo que viene.

¿Y ahora? ¿Quien podrá defendernos?

Ta.. taaaan! Afortunadamente unos doctores en economía se pusieron a analizar a una “persona” hipotética con 30 años de retirada. Analizaron qué es lo que hubiera pasado si esta “persona” se hubiera retirado entre los años 1925-1955, luego simularon 1926-1956, 1927-1957 y así sucesivamente. Ellos asumieron que esta “persona” se retiró con un portafolio compuesto de 50% acciones y 50% bonos del gobierno y forzaron la simulación haciendo que la persona gastara una cantidad x cada año y que ese gasto fuera aumentando año con año siguiendo la inflación.

Estas simulaciones es lo que se conoce como el famoso “Trinity Study” y desde entonces ese estudio ha sido seguido, mejorado, cambiado y actualizado, últimamente por Wade Pfau quien creó este gráfico interesante y de mucha ayuda.

La regla del 4%

La regla del 4%

Como puedes ver el 4% es el peor caso (pero seguro) que la “persona” podía retirar de su cuenta y aun así seguir acumulando riqueza casi que infinitamente. De hecho, en los 65 años analizados la “persona podía retirar 5% o más sin sufrir ningún riesgo de quedar en quiebra.

Hasta ahora muy interesante, ¿no? Aunque haciendola del abogado del diablo yo diría, pero… La regla del 4% define un éxito de 30 años sin necesidad de trabajar y viviendo solo de los ingresos generados por las inversiones. Nosotros por otro lado pasaremos más de 40 años en esa situación, ¿no es esto un riesgo? ¿No será que terminamos en la quiebra después de 40 años retirados?

La respuesta es muy fácil:

NO. 🙂 De hecho, hay muy poca diferencia entre un periodo de 30 años y un periodo infinito. El cálculo matemático es muy sencillo, es como un préstamo bancario a 30 años para una casa (por ejemplo) donde casi todos los pagos terminan pagando los intereses. Si decides dar una mensualidad poco más baja el tiempo total de pago se te dispara casi infinitamente. Mientras que si decides aumentar un poco la mensualidad el tiempo se te redice dramáticamente.

Además, toma en cuenta algo, la regla del 4% asume que la “persona” no aporta absolutamente nada más durante todo el periodo de 30 años. Para nosotros que alcanzaremos la libertad financiera antes de los 40 no será el caso pues no estaremos solo acostados en la hamaca en el rancho HdLR, encontraremos nuevas formas de generar ingresos, formas divertidas que decidamos. Cualquier ingreso extra simplemente aumenta la “seguridad” de la libertad financiera.

Entonces, asumiendo que el 4% es el porcentaje “seguro” en el cual basarnos para calcular lo que necesitamos para alcanzar la libertad financiera. Para hacer el cálculo real simplemente multiplica tu gasto anual por 25. Eso es lo que necesitas ahorrar para alcanzar la libertad financiera. Entonces, si gastas $15,000 al mes, esto es $180,000 al año, por 25 resulta en $4,500,000 o cuatro millones y medio.

Significa que si logras acumular 4.5 millones en tus inversiones puedes declararte financieramente independiente y de hecho dejar de trabajar totalmente y vivir del 4% de tu dinero por el resto de tu existencia :).

Quieres jugar con los números y ver ¿cuándo podrías alcanzar la libertad financiera? Encontré una calculadora en donde puedes jugar con eso. La calculadora hace la simulación como en el “Trinity Study” y verifica con esos números cual sería la probabilidad de éxito.

Como puedes ver, el tamaño del número mágico para la libertad financiera dependerá mucho de tu estilo de vida y con cuanto puedes vivir cada año. Buenos hábitos, compras inteligentes y perseverancia serán lo que te lleven a alcanzar ese número.

Buen ahorro a todos y ¡a ponerse en marcha! 🙂

Recibe nuevos artículos via email!

Sígue de cerca nuestro camino a la libertad financiera en el 2019

No recibiras SPAM nunca! si no quieres recibir más los artículos puedes desinscribirte en cualquier momento